Sin caracolas

La noche que te encontré
Vestías de pálido gris
Con menos gracia que de costumbre
Banalidades y copas sin parar
Predestinados a escapar del guion
Nadamos hasta el atardecer
Con más ansia que interés
Con más curiosidad que inspiración
Naufragamos en la isla del silencio
Sin caracolas de mar
Sin agua de coco
Sin frutas de pasión
La noche que te dije adiós
Vestías de pardo marrón
Con menos gracia que de costumbre
Banalidades y copas para aparentar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s